Sobre mí:


`` No se fracasa hasta que no se deja de intentar´´

lunes, 29 de abril de 2013

-Comienzo de 2013:



    Comienza el año, con muchos objetivos en la cabeza pero nada en claro todavía  y mas sin saber lo que algún tiempo después se me iban a presentar:

          Por lo pronto estaba inscrito al Duatlón Cross de Velez Rubio,  una prueba que tenia ganas de correr ya que hacia bastante que no competía en ningún Duatlón de montaña y  en la temporada anterior solo había competido una vez con la Btt. Doce días para recuperarme de las fiestas de Fin de Año, preparar un poco la prueba, y aparte empezar a estudiar para los exámenes finales que ya estaban acechando. Así que el día 12 por la mañana me pegué un paseo a Velez Rubio bien acompañado por Verónica Álvaro, y como no todo iba a ser competir, estuvimos de visita por el pueblo que, aunque había pasado de largo algunas veces, no había tenido oportunidad de conocer. La verdad es que me gusto bastante ya que tiene un casco antiguo grande por el que puedes pasear, mercadillo, parques, fuentes, y casi nada llano, muy parecido a mi pueblo. Comimos algo tempranillo y reposamos la comida ya que el Duatlón empezaba pronto, así que después de dar como 20 vueltas al pueblo buscando el lugar donde se hacia nos dimos cuenta que habíamos pasado las 20 veces por al lado....

     Nada mas llegar encontramos a Damián Sánchez y Amaya Jimeno que iban también a disputar la carrera, asi que junto a ellos recogí el dorsal, preparamos y dejamos la bicicleta en Boxes, y a calentar. Sobre las 4 de la tarde se dio el pistoletazo de salida. Yo con bastante calma, sabiendo que era la primera vez que competía ese año en una prueba "larga" y no sabia como iba a responder el cuerpo salí reservón, colocándome entre los 20 primeros y afrontando el primer tramo de carrera que era cuesta abajo de asfalto. Medio km abajo empezaba un camino de tierra que picaba hacia arriba, yo seguía manteniendo el mismo puesto, pero de momento la carrera giraba hacia una rambla en la que cada uno tenia que buscarse las migas, no había camino!! Todo empedrado, saltando piedras de 1 metro y pico que bloqueaban totalmente el paso y repechos con pendientes que hacían que bajases el ritmo radicalmente.
Yo empecé a sortear los obstáculos lo mejor que pude, mirando casi todo el tiempo al suelo, y cuando quise darme cuenta miré al frente y vi que me encontraba el 4º y con el primero, Manolo Salinas a escasos metros.  Cuando terminaba la Rambla comenzaba una cuesta abajo de asfalto, en la que me relaje y perdí varios puestos, que daba a parar otra vez al comienzo de esta, así que tocaba subirla otra vez, y volví a recuperar otra vez los puestos perdidos. Estando concentrado en pisar en los sitios correctos de momento sentí un fuerte impacto en el hombro y cuello. Sin detenerme, vi que me había chocado con un árbol que estaba medio caído, y al tocarme pude darme cuenta que me había arañado un poco, pero no importaba, entonces no me dolía así que continué corriendo. Una vez acabada la rambla vuelvo a recuperar la cuesta abajo, y ya aguanto en la subida al pueblo, entrando en la primera transición el 7º y con tan solo una desventaja con el primero de 50 seg.
Transición rápida y a darle a los pedales, empezamos con una cuesta abajo, pero de repente empiezan las subidas y una zona de Zetas un poco técnicas que seleccionan al que es Biker, que empiezan a adelantar puestos, y los que no. Yo me mantuve, adelanté mas o menos a la misma gente que me adelantó. Una vez pasada esta zona, entramos en una de llaneos y algunos repechillos tanto para arriba como para abajo. Se formó un grupo de 6 o 7 unidades en el que me mantuve, pero en un llano que iba picando hacia arriba (mas o menos en el km 15 de bicicleta) tuve la mala suerte que se me subió el gemelo y veía, con impotencia, como el grupo se me escapaba y yo. Sin poder pedalear tuve que pararme unos segundillos a estirar.
Este camino era de ida y vuelta, así que un poco mas adelante pude observar como iba la carrera: 1º y 2º iban escapados, luego iba el grupo que acababa de perder y llevaba a 30 seg por delante, luego iba yo, y algunos segundos por detrás venia otro chaval que opté por esperar. Así que, entre el nuevo compañero y yo, íbamos perfectamente a relevos con el objetivo de intentar dar alcance a el grupo, pero la mala suerte se iba a cebar otra vez conmigo... íbamos subiendo cuando vimos que este grupo venia camino abajo y se metía por otro mas estrecho a la izquierda, como no dijeron nada nosotros pensamos que seria como antes, que al final del camino habría un punto de control y giro de 360º,  así que a un gran ritmo seguimos a relevos, pero el punto de retorno no llegaba. Seguimos como 5 min para arriba hasta que el camino de tierra era intersectado por una carretera.
Entonces fue cuando nos dimos cuenta que estábamos perdidos, así que decidimos subir a una colina que había algunas casas, por lo menos a ver si veíamos por donde teníamos que tirar para ir a Velez Rubio, pero al no saber que hacer, empezamos a volver por el mismo sitio. Nada mas empezar a bajar, nos cruzamos con una moto de la policía  que nos pregunto si había alguien mas perdido, y luego nos llevó al camino donde se había metido anteriormente el grupo que íbamos persiguiendo. Desde este punto nos quedaban escasamente 2-3 km para llegar a Velez rubio, y nosotros seguíamos a tope, ya que no sabíamos cuanto tiempo habíamos estado perdidos, pero nuestra sorpresa fue que cuando llegamos a boxes estaban casi todas las bicicletas ya colgadas y mucha gente corriendo. A punto estuve de abandonar la prueba, pero al final opté por terminarla, así que con calma me cambié, bebí agua y empecé a correr.
 Poco a poco aumenté el ritmo y creó que fue por la rabia que tenia dentro que terminé corriendo a tope, pero las sensaciones eran increíbles. Creo que corrí al mismo ritmo que el primer sector, marcando el 5º mejor parcial en esta segunda carrera a pie, pero nada más llegar a meta lo primero que hice fue empezar a quejarme de todas las cosas que me habían pasado durante la carrera, en vez de pensar que me había encontrado en un muy buen estado de forma. Pero así soy, que solo busco la parte negativa de las cosas cuando no me salen como quiero.
 Tan pronto como pude recogí la bici y todos los bártulos, me comí un bocadillo de lomo, y un poco de carretera hasta llegar a Los Alcázares. La verdad que tengo que reconocer que, a pesar de como me fue la carrera, fue un día bastante completo y que sin duda me encantaría repetir, y la mayor parte de la culpa la tiene una de las personas con las que estuve. De puestos fue un treinta y pico en absoluta de 70-80 personas y 3º Sub-23 de 3. Para mas inri, el trofeo de la carrera que me lo trajo Damián se me rompió hace unas semanas al darle con la almohada y tirarlo al suelo mientras hacia la cama...está claro que esa carrera no era para mí!!




    Las siguientes semanas fueron de entrenos y estudio, pero de una forma relajada ya que estaba en período de exámenes, hasta que un domingo a principios de Febrero recibí un correo con una gran noticia: El grupo de triatlón iba a empezar en el C.A.R de los Narejos y me habían seleccionado como externo!! Rápidamente me puse en contacto con el que iba a ser mi nuevo entrenador: César Hernández Lloret. El lunes comenzó con una sesión de bici con recorrido a Portman, en el que todos los integrantes estábamos (por lo menos yo lo estaba)  nervioso, y dimos todo subiendo, para rematar por la tarde con una sesión de 5000m de natación, en el que me dieron por todos lados, quedándome mas claro que nunca que la natación no es lo mio, y más después de ver como nada gente como Juan Rubén Viera, que es un auténtico pescado en el agua. Segundo día de entrenamientos: Series en pista por la mañana, viendo como un espectacular Pedro López de Haro nos daba una lección de como se tiene que correr, y por la tarde otro poco de natación. Si, recuerdo muy bien estos entrenamientos. No por nada, sino porque iban a ser los últimos que hacía en un tiempo, ya que al tercer día paseando me hice un esguince de la manera más tonta posible, como pasan la mayoría de las cosas graves...y claro, esto me tuvo entretenido un tiempo. Pero como hay que buscarle el lado positivo a todo, tuve tiempo de descansar y estudiar, aunque yo quería también entrenar!!


martes, 5 de marzo de 2013

Pre-Temporada 2013 - Despedida 2012

 

      Después de una temporada 2012 repleta de experiencias nuevas, y con resultados que para ser sinceros no me esperaba, me dispuse para hacer frente a una nueva temporada. Este año tengo claro cuales van a ser mis objetivos, y luego ya irán saliendo competiciones sobre la marcha con el objetivo de preparar estos. Tres semanas de descanso total bastaron para vaciarme de una manera espectacular, como es el cuerpo, en un momento estas en tu momento mas fuerte, cuando a los pocos días estas en lo más profundo. Se que la temporada luego se hace muy larga, así que preferí empezar muy muy suave, con salidas de paseo en Mountain por el pueblo, saliendo a trotar por el paseo marítimo incluyendo algunos ejercicios de técnica fuerza y nadando sobre todo con ejercicios de técnica  a ritmos bajos y muy poco volumen. Un ritmo frenético en la universidad con cantidad de pruebas, prácticas, y llegando a echar días completos en Cartagena, hacían que buscar los huecos para entrenar se hiciera complicado, y cuando los encontraba pues iba cansado todo el día en la universidad, o bien cuando entrenaba iba ya cansado de todo el día en la universidad...Menos mal que los viernes no tenia clase (Pero a costa de meter esas horas entre semana). Cuando me encontré un poco más fuerte, los fines de semana empecé a salir en Mountain Bike, con salidas entre 3 y 4 horas, que se me pasaban volando y terminaba exhausto  pero mientras estaba pedaleando solo disfrutaba, no sufría!!
    Así fueron pasando las semanas, y sin darme cuenta iba subiendo los ritmos en los entrenamientos, aunque sinceramente, no era lo que mas me importase en ese momento. Casi sin darme cuenta, ya estábamos metidos en navidades, las notas de algunas asignaturas iban saliendo, y ya iba viendo cual de ellas se iban a estudiar mejor en verano. A principios de Diciembre me entero que una toma de tiempos que, yo no había prestado atención, serviría para elegir a un grupo de chavales que entrarían de internos al CAR de Los Alcázares. Yo sabia que no tenia mucho que hacer en una toma de tiempos por las características de las pruebas, pero tenia que intentarlo, era una oportunidad que no podía dejar pasar. Así que dos semanas de locura, doblar, series tanto en piscina como a pie hicieron, dentro de el tiempo que dan dos semanas, me pusiera un poco rápido.

   
   Con el apoyo de algunos compañeros de universidad que vinieron a verme, me dispuse a afrontar las cuatro  pruebas: 100m y 1000m de natación + 1000m y 400m de carrera a pie, en este mismo orden. En el 100 de natación me fue bastante bien, 1min 06seg, bajando 5 seg mi mejor tiempo en la anterior toma de tiempos. El 1000 natación un desastre...en el primer viraje una niña que pusieron en mi calle se me cruza, al chocarme con ella me quita un lado de las gafas, le doy un porrazo a la corchera al intentar esquivarla, y  sigo nadando viendo por un ojo como puedo. Aunque fue al principio, me despiste y perdí la cuenta de los metros que llevaba, y el cloro de la piscina era tan denso que solo veías a 1m de distancia...en resumen, un agobio, sufriendo una barbaridad, viendo como el resto me dejaba detrás  y sin saber lo que me quedaba. Al final 15min15seg, mi mejor tiempo en un mil pero al ritmo que iba entrenando sabia que podía hacer bastante menos.  Nos fuimos a la pista de Alcantarilla para hacer el resto de las pruebas, primero fue el 1000m, en el que salí progresivo porque no sabia si iba a aguantar el ritmo de los que iban delante, así que me mantuve bien posicionado, y en la ultima vuelta apreté un poco. Al final un tiempo de 2min 56seg para hacer dos vueltas y media a la pista, contento, pero creo que podría haber bajado un par de segundillos si hubiese apretado antes.


      Y luego un 400m, en el que tuvimos que salir de 1 en 1 porque solo estaban utilizables las dos calles interiores de la pista, ya que había sido construida sobre un terraplén un tanto inestable. Como diría mas de un profesor de mi universidad, seguro que lo ha hecho un arquitecto. Tiempo del 400: 1 min clavado, no es mi mejor tiempo, noté bastante el no poder perseguir a nadie. En general contento por los tiempos, pero, aunque creo que ya lo sabia de antes, este tipo de pruebas no son las mías ! Menos mal que luego vino el Buffet libre asador con una fuente de chocolate, y unas cervecitas tranquilos, que sin duda, supieron mejor después de haber nadado y corrido.



    Porfin llegaron las navidades, esa época en la que todos los universitarios dicen que se van a poner a estudiar, y yo, como buen estudiante que soy lo dije, pero solo se que quedó en el dicho...Primero vino la fiesta de Nochebuena, que en cuanto me levanté al día siguiente ( Sobre las 6 de la tarde) salí a correr para expulsar las sustancias malas que había tomado durante la noche. Experimente en 5 km el sufrimiento que se tiene que sentir en la maratón del Ironman. Una semana de entrenamientos centrados en la San Silvestre de Cartagena, en la que, con muy mala pata, y después de estar hora y media con antelación en el sitio, llego tarde a la salida por calentar, y me coloqué sobre la mitad de la salida, con unas 500-600 personas por delante. No hace falta que os diga como fue el primer kilómetro de carrera...
Poco a poco, la cosa se iba clareando entre tropezones y empujones, ya con la cabeza de carrera ida, solo me quedaba disfrutar de la carrera, y adelantar gente. Al final acabé mucho mejor de lo que me esperaba, había remontado hasta el puesto número 13 de la clasificación, con un tiempo de 14min 29seg, a 1 min del primero en hacer los 4200m de la prueba, a un ritmo aprox. de 3:20min/km, si eran los 4200m porque las distancias varían según a quien preguntes. Al día siguiente volví a hacer otra salida como la de nochebuena, al mismo ritmo, sensaciones, y por el mismo motivo...parece que no aprendo.

     2012 se iba...Un año bonito, repleto de buenas experiencias, conocimientos y gente nueva que ha entrado en mi vida que espero, estén durante muchos muchos años.  ¿Hola 2013?

lunes, 18 de febrero de 2013

Triatlón Titán Sierra de Cádiz 2012:



       El viaje comenzó con una mala noticia...en un principio el planteamiento era ir a la Sierra de Cádiz con mi familia, alquilar una casa rural, y pasar allí unos días pero a menos de una semana de la carrera, trasladan a mi padre a Castellón a trabajar, y todo lo pensado se desmorona. Me veo solo, sin alojamiento, y sin transporte. Como loco, me puse a buscar a gente de Murcia y alrededores que fueran a la prueba, pero todo el mundo tenia ya los coches repartidos, casas buscadas, y no encontraba hueco por ningún lado. De repente se me encendió la bombilla y se recurre a la gente que sabes que siempre van a estar ahí cuando los necesitas: La familia. El miércoles de la misma semana de la prueba, hablé con mi primo para ver si me quería acompañar a la carrera. Por supuesto la respuesta fue que si, así que rápidamente hice las maletas, preparé bici, mono, geles,neopreno, casco y demás bultos necesarios para hacer un Triatlón, y me cogí un autobús con ruta Cartagena-Murcia-Granada-Sevilla.
Nueve horas de autobús que hacías que no quisieras una mas. Cerca de las 12 de la noche llegué a la estación de Plaza de Armas, donde me esperaban mi primo y mi tía me recogieron, y nos fuimos a su piso a por un sueño de calidad, no como en el bus. De las gestiones de alojamiento se estaba encargando Lorenzo Hueso, el jefe de mi padre, que hizo que esa preocupación no fuera nuestra. El viernes después de comer salimos desde Sevilla hacia algodonales, donde tenia que recoger el chip y el dorsal (que si lo llegamos a saber nos hubiésemos quedado a dormir en Sevilla, por que tardamos una hora y poco....). Ya me podía ir haciendo una idea de lo que me esperaba al día siguiente al subir la cuesta de entrada a algodonales, de verdad no me imaginaba que nos fuesen a llevar por ahí Unas vez recogidos los dorsales, nos fuimos a Arcos de la Frontera, donde nos esperaba Lorenzo con su hijo. Ruta por el pueblo, que es espectacular, con unas vistas y un casco antiguo que da gusto visitar. Mientras ellos se tomaban unas cervezas, se reían de mi y me daban Aquarius....ya me reiré yo de ellos!! Aunque tengo que reconocer que me venia bien. Después de la visita, una cena ligera, montar la bicicleta y comprobar que todo esta correcto, depilación rápida de competición (solo hasta donde empieza a cubrir el mono) y a dormir. Como si hubiese pasado un minuto, sonó el despertador, ya había llegado el día el último momento en la cama en el que pienso como va a salir la cosa, pero sorprendentemente no estaba nervioso, estaba ansioso por hacerlo!! Recogemos todas las cosas de la habitación, entregamos llaves, y esperamos en la puerta del hostal a que llegase Lorenzo, su hijo y un amigo, montamos todo en la furgoneta, y en camino. Paramos en un bar de camino a tomarnos un buen desayuno, y ya los nervios empiezan a estar a flor de piel, y flores no fue precisamente lo que dejé en el aseo de aquel bar....no voy a entrar en detalles.




De camino al pantano, creí que se me había olvidado el neopreno que tantas veces había revisado, vuelco al corazón, pero compruebo que si esta conmigo, sustos de última hora, y casi hago volver la furgoneta al bar. Por fin llegamos al pantano, con todos los bultos y tiempo de sobra. Entro en el box, y otra vez por culpa de los nervios me lo recorro de punta a punta chocándome con todo el que me cruzaba, ya que era bastante estrecho, y luego resulta que mi numero estaba por la mitad. Empiezo a prepararme, y Lorenzo no tiene otra cosa que hacer que meterme prisa diciendo que se van, y que aligerase por si le tenia que dar algo antes de se fueran. Si en ese momento era un flan, después de esto era una flan derretido, sabia que tenia tiempo de sobra, pero ya veía gente calentando en el agua y me daba la sensación de que iban a salir en cualquier momento sin mi. Por fin dejo todo preparado, le doy lo que no necesito a Lorenzo y cia, que se van al puerto de las palomas para ver pasar la carrera, y yo me voy al agua. Empiezo a calentar y los nervios comienzan a quitarse y me entra de nuevo el ansia por salir, ya si que estaba todo listo, no quedaba nada, ya era darlo todo. Avisan para que nos vayamos colocando en la salida, que se dio desde dentro del agua y entre dos boyas, yo me agarré a una de ellas y me coloqué delante. De repente...Pumm!! Cohete de salida, y a nadar!! Ahora si que empieza la carrera:


-Natación (2 km, en dos vueltas a un triángulo): Nada mas comenzar empecé a nadar con todas mis fuerzas para colocarme lo más delante posible, para así evitar algún que otro golpe, que nunca son agradables, y de paso pues intentar coger algún grupo. Mi sorpresa fue que, cuando levanto la cabeza veo que hay muy poca gente delante mía y que los primeros solo me sacan algunos metros.
En ese momento estabilice mi ritmo y me puse a los pies del grupo de cabeza, llevaría unos 500m nadados cuando se me escaparon un poco, y decidí aflojar aunque se me escaparan, ya que la carrera era muy larga y no era cuestión de de forzar mas de la cuenta, así que cogí mi ritmo, y completé vuelta y media, solo, sin agobios, y aun veía que el grupo no se había distanciado mucho. A mitad de la segunda vuelta me alcanzó otro grupo, al que si me enganche y salí con ellos del agua, en un tiempo 32 min 26 seg.



-T1: Primer sector terminado, corriendo hacia mis cosas voy quitándome el neopreno mientras la gente va animando, veo que la mayoría de las bicicletas siguen colgadas, y es que salí en el puesto 20º del agua!! Con mucha tranquilidad, me termino de quitar el neopreno, me pongo el maillot, los calcetines, el casco, y por supuesto cojo la bici.


-Bicicleta (90km en una única vuelta): Sé que ahora es cuando empieza la carrera, y que la clave seria ir guardando y no forzar demasiado ya que no se sabe cuando me podían hacer falta las fuerzas. Empecé la subida a un ritmo bastante cómodo aunque no se puede evitar apretar un poco cuando te están animando al paso de Zahara de la Sierra y ves que vas adelantando a gente. Aun así encontré mi ritmo, y empecé a recorrer poco a poco los 16 km de duro puerto, hablando con aficionados que que nos iban acompañando en bici, bromeando con la gente que estaba por allí viendo la carrera y animando a los que adelantaba, y los que me adel Casi sin darme cuenta, estaba ya coronando el puerto, y en el puesto de avituallamiento estaban mi primo con Lorenzo , su hijo y su amigo, y me cantan que voy nada mas y nada menos que entre los 15 primeros!! Yo no me lo podía creer, ni en mis mejores pensamientos hubiese pensado que pudiera estar en ese lugar, así que, con mucha calma empecé a realizar la bajada.
Y aquí empezaron las complicaciones, demasiado bonito había sido hasta ahora....La subida se había realizado por la parte de solana de la montaña, y la bajada era por la umbría, esto quiere decir que había una niebla que a 7 metros no veías lo que se te venia encima, así que mi estrategia fue seguir a una distancia prudente a unos que llevaba delante, y así poder hacerme una idea de como vendrían las curvas, ya que no podías pegar frenazos bruscos por que el suelo con la humedad estaba bastante resbaladizo Sin perder posiciones, consigo salir airoso de una bajada de unos 5 km, y entrar en una zona de continuos subes y bajas, con unos paisajes naturales impresionantes . Aquí nos juntamos algunos ciclistas, y empecé a hablar con uno, que me dijo que había hecho todas las ediciones de el Titán, así que supe que era una buena opción quedarme cerca de el ya que se conocía todas las partes del circuito, y sabia donde había que apretar, que curva era peligrosa, y la verdad es que me fue de gran ayuda. Otro punto bastante peligroso fue la bajada a Grazalema, donde la carretera estaba bastante mojada, pero impresionante el ambiente al pasar por el medio del pueblo, ver como a pesar de el mal tiempo, estaba todo el mundo animando con bastantes ganas, y parece que te la están transmitiendo. Continuas subidas, bajadas, hidratándome mucho, comiendo poca cantidad y frecuentemente, así se fue pasando la bicicleta, disfrutando en todo momento, sin sufrir nada, pero con un ritmo bastante bueno.

Pero todavía quedaba lo peor: El puerto del Boyar. Antes de empezarlo, conocí a Carlos Villalba, que en ese momento iba 1º Sub23, y juntos empezamos a subir el puerto, aquí se empezó a notar el esfuerzo y el cansancio acumulado por los kms que llevan ya las piernas. Como el el circuito era a tráfico abierto, y las carreteras bastante estrechas, para que un coche nos adelantara me pegue un poco a el, con la mala suerte que había una moto de un juez, y nos hecho amarilla a los dos (según el reglamento por motivos de seguridad si que puedes acercarte a otro participante...) intenté por lo menos que le quitaran la amonestación a el ya que había sido yo el que me había acercado, pero al ver la actitud del juez preferí callarme y alejarme algunos pocos metros. A medida que íbamos subiendo, nos iba cubriendo una densa niebla, al punto que deje de ver a Carlos que se empezó a ir.
La niebla cada vez era mas intensa, hasta el punto que no se veía absolutamente nada, y empezó a chispear. Iba totalmente calado, sin referencia de cuanto tiempo y kms llevaba subidos. De vez en cuando me cruzaba con algun espectador de la prueba, y le preguntaba que cuanto me quedaba, que yo se que todos dicen con buena fe que poco, pero yo seguía subiendo y eso no se acababa...Las piernas empezaban a no responder bien, y yo a apretar los dientes, pero a pesar de esto mantuve un ritmo bastante constante, hasta que por fin llegue arriba, y empecé una peligrosa bajada, ya que el asfalto estaba empapado, y imaginaros, con niebla, empapado, y con el viento de la bajada, comencé a tiritar, todos los músculos contraídos una sensación bastante desagradable. Después de unos 5 min de bajada quedaba lo peor, 3 últimos kms de dura subida, después de haberme enfriado en la cuesta abajo. Ya daba igual el ritmo, solo importaba subir, si tenia que ir casi parado, pues iba, pero lo único que me daba fuerzas para apretar era que si mas rápido iba, antes iba a terminar de sufrir. Entre unas cosas y otras, llegué a la cima, después de 15 kms de subida y 738m de desnivel. Ahora tocaba bajar el puerto de las palomas   ( primera de las subidas). Otra vez un frio infernal invadía mi cuerpo, la niebla se había disipado un poco, pero había dejado la carretera bastante húmeda, no estaba como hace algunas horas la habíamos subido. En la primera curva, cojo los frenos, y veo que estos no responden, y voy a gran velocidad hacia la curva.
  Aprieto con todas mis fuerzas, pero hasta que no se secan los raíles de los frenos eso no funciona, pero de momento dijo a frenar, y las ruedas se quedaron totalmente bloqueadas y veo como la bicicleta se me cruza totalmente y estoy apunto de irme al suelo. El miedo se apodera de mi cuerpo, y realice el descenso a una velocidad bastante baja, asegurando muchísimo en las curvas, y veía con impotencia como aquella plaza que había aguantado durante todo el sector de bicicleta se iba alejando poco a poco cuando me iban adelantando los demás competidores, calculo que sobre 7 u 8 si que me adelantaron, pero yo prefería ir a lo seguro y terminar esta prueba, que aunque había ido a competirla era a mi mismo al que tenia que demostrarle que podía hacerla, otro año iré a por posiciones, esta vez la prioridad era otra. A medida que iba bajando, el asfalto se iba secando, y el sol calentando, cogía de nuevo temperatura y velocidad en la bajada. Por fin se veía el pantano, y al poco pase por Azahara, y cuando me quise dar cuenta estaba entrando en el box del pantano.


-T2: Al entrar veía que pocas eran las bicicletas que estaban colgadas, así me que apresuré a cambiarme mientras hablaba con alguno de los jueces que había por allí .Me quito el maillot, me pongo las zapatillas, cojo un gel, y a correr.


    Carrera a Pie (21km/ 550m desnivel): Sabia que lo que venia ahora no iba a ser fácil, eran 21km, y con un desnivel considerables, aunque solo eran especialmente duros los finales. No sabia como iban a responder las piernas, y mas con el frío que había cogido bajando. Gracias a dios, la carrera empezaba cuesta abajo, así que cogí un ritmo suave, y en cuanto me alejé un poco de boxes me salé de la carretera y a mear. Terminé de colocarme bien el dorsal y el mono, y ahora si que eché a correr. Cogí un ritmo cómodo de bajada sobre 4min/km, y poco a poco notaba como las piernas se iban calentando. Al terminar la primera bajada baje el ritmo (supongo como 4,30min/km o así), y empezaron a pasar kilómetros entre subes y bajas. Como me había pasado en otros triatlones, pensé que el petardazo no iba a tardar en llegar, pero sin embargo llegué al km 5, 7, 8 y no llegaba, aun así sabia que no llevaba ni la mitad, y que podía pasar de todo. En los avituallamientos siempre cogía lo mismo: En una mano un trozo de sandia, en la otra un poco de melón. No tomé ningún gel en la carrera a pie y creo que solo bebí un par de veces agua. Con mis frutas preferidas me bastaba, aunque los voluntarios en los avituallamientos les hiciera gracia. Mientras pasaban los kilómetros iba animando a los primeros que ya venían de vuelta de algodonales, y les cantaba a cuanto tiempo iban del rival que tenían delante. Ahora me tocaba a mi realizar la subida que el día anterior tuvimos que hacer para recoger los dorsales, y si desde el coche se veía dura, en la situación en la que me veía no os cuento...Con paso firme y ritmo muy constante fui escalándola, hasta superarla sin bajar el ritmo en ningún momento, aunque si que me iba notando la fatiga acumulada en las piernas, pero al atravesar el pueblo de Algodonales supuso una motivación extra, ya que había bastante expectación, y jamás se me olvidará la fila de como 15 niños en fila en un lado de la plaza para chocarme la mano, y correr para el otro lado para volvérmela a dar. Ahora tocaba bajada, que la hice lo más rápido que antes, a un ritmo muy por debajo de 4 min/km para recortar todo el tiempo que pudiera sin forzar demasiado, y luego volver a coger el ritmo óptimo para afrontar los subes y bajas. Hubo una imagen que me impresionó, y fue ver la presa del pantano, muy lejos y a una altura considerable, y saber que tenia que llegar hasta allí.
 Esto seria sobre el km 15-16, y ya sabia que todo lo que quedaba era subida, y las piernas estaban empezando a resentirse, pero aun así consigo aguantar un ritmo decente. Terminando de subir, veo a Carlos Villalba, me lo marco de referencia e intento pillarlo, consiguiéndolo llegando al pantano y terminando de subir con el. Paro por primera vez en el avituallamiento de boxes como unos 30 segundos para recuperar y afrontar el tramo mas duro de la carrera, la subida a Zahara. Empezamos con un llaneo en el que dejo atrás a Carlos, pero este llaneo se fue convirtiendo progresivamente en una rampa de las que cuesta subir andando, ya las piernas no responden, y pese a los ánimos de la gente, niños e incluso algún megáfono me gritaba que no parase, pero era imposible, tenia que ir alternando el caminar con correr, y así poco a poco ir quitando metros. Por fin paso el km 21, pero la meta todavía no esta cerca, veo como Carlos y un compañero suyo me adelantan, y no puedo seguirlos, ya me da igual todo, simplemente pienso en llegar y que se acabe ya todo, me da igual cuando, pero no quería sufrir mas. Por fin, empecé a escuchar a la gente que estaban en la recta de meta, pero no conseguía verlos, pero ya sabían que estaban allí. De repente, veo como desde una esquina 20 metros por debajo mía venían 4 personas pegándose un sprint, y yo de lo último que tenia ganas era de pegarme un apretón ahora, pero no iba a regalar puestos después de todo lo que me había costado estar ahí, así que cerré los ojos, apreté los dientes y di todo lo que tenia para terminar el repecho, y al final solo consigo que me adelante uno. Ya por fin estaba en recta de meta, todo el mundo animaba en una calle en la que no cabía un alma más, y después de 1h 31min corriendo pude cruzar el ansiado arco de meta.












5 horas 43 min y 27 segundos bastaron para realizar una prueba que, si por sus recorridos ya es dura, el tiempo se encargó de añadirle un plus de dificultad. Por fin era un Titán, había terminado la prueba, y no solo eso, sino que la había hecho en un tiempo que ni echando mis mejores cálculos me habría imaginado. Al parar, las piernas me temblaban, no podía hablar, y lo único que pude hacer fue agarrarme a una valla y esperar a 5 minutos a recuperarme.
 Frío y angustia eran las sensaciones que tenia en ese momento, pero la verdad es que no sentía ningún dolor muscular. Un masaje de piernas, abrigarme y comer algo, fue lo que hice mientras esperábamos a la entrega de premios y, una vez recogido, fuimos a boxes a recoger la bicicleta, despedirnos de Lorenzo, su hijo y su amigo, y mi primo y nos metimos dos horitas de coche para irnos a mi pueblo. Al día siguiente nos fuimos a Sevilla, y al otro volví a coger el bus de 9 horitas para volver a Los Alcázares, y empezar justo al día siguiente un año especialmente duro de universidad, y descansar 2-3 semanitas sin hacer nada, ya había tenido suficiente con el Triatlón Titán Sierra de Cádiz al que, sin duda volveré.




viernes, 30 de noviembre de 2012

- Preparación Triatlón Titán Sierra de Cádiz:


-Es difícil escribir algo tan grande en unas pocas de lineas, pero se puede intentar:

              Todo empezó exactamente hace dos inviernos, Cuando mi compañero Damián, que acababa de conocer, me habló de una durísima prueba, ´´El Titán de Cádiz´´. No se por qué, pero desde un principio me llamó la atención. Tanto me llamó que cuando, por experiencias que me contaba, vídeos de Internet y, las ganas que tenia de conocer la Sierra de Cádiz hicieron que se convirtiera en uno de mis objetivos.

          No fue hasta este año cuando, habiendo realizado ya bastantes pruebas y con un nivel aceptable, me veía capaz de dar el paso y poder hacer la prueba.

    Me gustaría hacer un paréntesis con tema que estoy comprobando últimamente  Y es  que, mucha gente, se propone hacer como reto un Medio-Ironman, o un Ironman, eso esta bien, pero lo que no puede hacerse es intentar hacer un Ironman si solo llevas un Sprint en las patas...Cuando tu piensas en las distancias, son fáciles recorrerlas mentalmente, otra cosa es cuando las estas sufriendo en directo, y que sabes que como mínimo, son 9-10 horas de esfuerzo extremo, siempre que vayas con un nivel bastante alto, si no vas preparado te vas fácilmente a las 15-16 horas, si es que terminas. Un Ironman, como un UltraTrail o pruebas similares, no son ninguna tontería, y requiere años de entrenamiento y experiencia, no meses, que no se olvide.



 Habiendo terminado las pruebas Regionales y el Campeonato de España de TriCross, y después de descansar algunos días, comenzó la preparación de El Titán. Mas de medio verano y el mes de Septiembre para preparar la prueba. Empecé poco a poco a meter volumen en la bici, intercalándolo con salidas en la famosa grupeta de los Alcázares, frecuentada a veces con ciclistas de la talla de Alejandro Valverde, en la que tienes que apretar muy mucho los dientes si no quieres descolgarte. La natación la dejé un poco de lado,  entrenándola tan solo un par de veces por semana, pero con sesiones bastante largas, todas sobre 3500-4000m . La carrera a pie iba metiendo mas kilómetros pero siempre con bastantes fartleks para no perder velocidad. A principios de Agosto, mi familia y yo fuimos a terminar de pasar el mes a mi pueblo, Cazalla de la Sierra (Sevilla), un lugar espectacular en el que poder entrenar la bici, ya que tiene multitud de carreteras en perfecto estado, y casi sin trafico, ademas sin un tramo llano. Y la carrera a pie, puff, acostumbrado a correr por el paseo marítimo, tener la oportunidad de elegir un recorrido distinto cada vez que sales es una gozada, y siendo cualquiera de ellos espectacular:



 Caminos y paisajes por los que suelo entrenar cuando voy a mi pueblo...Como los echo de menos!!







( El arco-iris no suele estar siempre...)

 



           A los 4 días de llegar, con motivo de las fiestas del pueblo, se iba a celebrar la milla urbana. Yo por supuesto iba a participar, aunque los días anteriores de entrenamiento no me encontraba físicamente bien, y moralmente no se porque, pero tampoco me encontraba fino. Habiéndome metido unos pocos de kms en bici antes de la carrera, me inscribí en la milla, y a correrla. Tres vueltas en un circuito en pendiente y giros de 180º, y salida aparte de Juniors. Parecía fácil, y mas cuando al empezar empiezo mas fuerte que el resto y me quedo solo en cabeza a 10-15 m de los demás participantes. A buen ritmo completé las dos primeras vueltas, pero ya se empezaba a acusar el cansancio, y mas cuando por atrás me paso uno hecho un tiro, al que persigo, pero en el giro...me resbalo y caigo, llevándome por delante una valla, y me terminan pasando otros dos participantes. Hago un gran esfuerzo para pillarlos, pero me quedo a un par de metros de pillarlos, entrando 2º, 3º y 4º en dos segundos. Para una vez que compito en mi pueblo que me puede ver la familia y los amigos,  me caigo, quedo 4º!! Si moralmente estaba mal, ahora estaba mucho peor, y con un dolor de piernas impresionante.

   Todo cambió con una llamada, la de Manuel Ramos Fernández, una verdadera máquina de correr que tiene la friolera marca de 1:09:20 en media maratón, además de correr triatlones, duatlones, cortos, largos, road, trail...Lo que le pongan delante.

   Los planteamientos de los entrenos cambiaron, la mayoría de los días era: Madrugar, coger la bici, hacer un recorrido de 20 km con subidas de varios kms para llegar a su pueblo, cambiarme, y a correr, tiradas de 10-12 km terminando con algunas series cortas a velocidades que hacían que no te quedases con ganas de mas, o tiradas de 20 km por recorridos impresionantes en los que, Manuel Atienza, compañero de entrenamientos la mayoría de los días  se encargaba de dejar agua en puntos del recorrido para sofocar el intenso calor que teníamos que soportar. Después de estos entrenos había dos opciones: O soltaba piernas en bici otros 20 kms de vuelta, o hacia algunos kms mas, creo que casi todos los días hacia la primera opción.  Milagrosamente las piernas fueron descargándose  cogiendo volumen poco a poco, y me lo estaba pasando pipa. Otros días cogía la bici y hacia rutas en las que en 80 km llegué a beberme 5 litros de agua. Series en subida, transiciones por circuitos a pie totalmente rompe-piernas  hicieron que me encontrase y disfrutase como nunca. Además, Manuel Ramos me aconsejo bastante sobre estrategias de carrera y alimentación que me vinieron bastante bien.

 


    Subida a Sierra Espuña con Antonio Funes
     ( Finisher del Ultratrail de Montblanc).
   A tope, llegué a Los Alcázares, pero la cosa no había hecho nada mas que empezar. Después de una recuperación de mates desastrosa ( se notaba la falta de estudio...), mis objetivos se centraron en estudiar dibujo y entrenar. Casi sin darme cuenta empezaron a llegar las series en bici de Clemente Alonso, todas en salidas de ciento y pico kms. Empezamos haciendo unos 6x5 min fuerte, y recuerdo que el último entreno fue 3x30 kms a una media de 35-36 km/h, en la última con petardazo incluido. También incluía bastantes subidas, una de ellas fue la subida al pico mas alto de Sierra Espuña, 25 kms de subida, 1h 20 min subiendo, 1400m de desnivel positivo. La natación no me preocupaba mucho para la carrera, ya que había nadado distancias muy parecidas, así pues, solo iba de  vez en cuando a la piscina y nadaba unos metrillos (3500/4000), terminando siempre con buenas sensaciones.
 En la carrera a pie, la estrategia fue acumular muchos kms, salidas en ayunas y tiradas larguitas, hicieron que rodar a un ritmo de 4,30-4,20 min/km no costase demasiado, aunque fuera a costa de perder velocidad. También recuerdo un entreno bestia, un 5x3000 m en los que se empezaba a rodar a 4 min/km, y se terminaba a 3,30 min/km, o por debajo.  Como entrenamiento de calidad, me inscribí en el I Triatlón de la Manga, en el que me fue bastante bien, siempre en mi cabeza sabiendo que no iba a competirlo, pero me note bastante la falta de velocidad que antes mencionaba. La última semana antes de la competición, carreras a pie muy suave y un poco de piscina, aunque los 3 días antes ``Descanso total´´, y lo pongo entre comillas porque no paré en ningún momento.




   

viernes, 23 de noviembre de 2012

- Presentación:




          En esta zona, me gustaría presentar temas sobre otro gran reto que tengo pendiente: La ingeniería. El por que elegí esta carrera, a parte de que no sabia donde me metía, es porque siempre he tenido la inquietud de el porque de algunas cosas. Aquí estoy comprobando de que nada es sencillo, cosas que utilizamos diariamente, requieren un estudio intenso y laborioso, y que alguien antes de que estés utilizando cualquier objeto, desde tu bolígrafo  hasta tu ordenador, se ha tenido que estrujar la cabeza para poder  sacar estas ideas de la nada hacia delante.



    En la actualidad, curso segundo año de Ingeniería Mecánica en la Universidad Politécnica de Cartagena, una de las mejores universidades de politécnicas de España, y se puede comprobar dado el alto numero de suspensos. Después de un primer curso digamos, no muy exitoso, tanto como a resultados como a contenidos ( ya que, aunque estés estudiando mecánica, tocas desde química a informática), ya en este segundo curso se va centrando poco a poco en lo que realmente es la mecánica  aunque terminas dándote cuenta de que todo es necesario. Los estudios, como el deporte, requiere dedicarle muchas horas , y por supuesto ganas, sino, como me han dicho y hecho varios profesores, date por jodido.

   

 
     

jueves, 22 de noviembre de 2012

-Campeonato de España de Triatlón Cross 2012:


       -Preparación:


        En buen estado de forma, empecé a preparar mi primer Campeonato de España (Triatlón Cross). Los Reyes Magos se adelantaron,  ya que  tuve de compañero de entrenos a nada más y nada menos Jim Thijs, que por el nombre ni idea, al que conocí con mi inglés chapucero en la piscina de los Alcázares. Resulto ser un  Pro Xterra Belga, que venía a un ``Training Camp´´, de cara al Xterra de Francia, en el que quedaría 7º. En su palmares destaca:  4º  pro de Europa Xterra, 10º en Maui, Ganador en G.E de varios Ironman,  Cuarto Junior del Mundo de Duatlón, y la lista sigue... Aquí su página web por si queréis echarle un vistazo, además tiene algunos vídeos bastante chulos en youtube:                  

                                                         www.jimthijs.com

No todo va a ser entrenar, también hay que hacer el payaso!!



















     Con Jorgen Flion y Stijn Van Boxstael



                                                                                       

        Además venia acompañado por dos top ten de Bélgica en mtb, uno en Xc y otro en Maratón. Muchas horas de bici, series a pie, y sesiones de natación de 4000m sumado además al estudio de los exámenes que estaba preparando. Esta compañía me dio un subidón de moral además de que mi forma física subió mucho en muy poco tiempo. Muy buenos ratos, mucho sufrimiento, y clases intensivas de Inglés estuvieron presentes durante estas dos semanas. Luego seguí solo, haciendo mucha técnica en bici, y muchas series corriendo. Quizá me centré demasiado en eso y me faltaron horas de rodaje a pie y series en bici...Me lo apuntaré para la próxima. Aun así nunca me había encontrado tan rápido. Prueba de ello fue el entrenamiento de calidad de la semana anterior en el que, fui en mtb de Los Alcázares-Portman (30 km) con bastante desnivel, Corrí el 5000m en 16:47 min (3,20 min/km), y vuelta en bici hasta Los Alcázares. 


-Crónica Campeonato España:
                                           
                                                                                       Dieta rica rica en energía:

         Con ganas de ir a por todas, fui con Manuel Funes a unos días antes a Pinto (Madrid) a casa de su novia, aprovechando para descansar y conocer la capital y algunos pueblos de alrededor. Quizá me lo tomé con demasiado relax, ya que estuve 4 días antes de la prueba sin hacer nada, exceptuando el día de antes que trote un poco...





       
                El día de la prueba salimos desde Pinto hacia el Barraco, llegando con tiempo de sobra para la competición. Decir que me encanto aquellos paisajes, muy  parecidos a mi pueblo (Cazalla de la Sierra).  Para ir calentando y probar la bicicleta rodé desde el pueblo hacia el pantano, que era todo cuesta abajo.
Una vez en el pantano, disfrute de la natación élite tanto masculina como femenina, Preparé  boxes, calentamiento, cámara de llamada, y cuando quise darme cuenta, estaba nadando.Al principio bastante frió ya que nos hicieron esperarernos algunos minutos que se hicieron et dentro del agua que estaba a unos pocos de grados por debajo de la temperatura ambiente.





 Con Aitor Jiménez, que no tuvo su día
y acabó retirándose.                                                                                Ready??                                                                   




                                       

                                 
                                     







           
           

          Salida rápida y ordenada,  consigo colocarme en el grupo con los primeros, pero el ritmo es demasiado fuerte y termino cortado y tirando yo de un grupo, algunas molestias por esforzarme demasiado hicieron que no me sintiera muy cómodo nadando y tuviera que bajar un poco el ritmo. A la vuelta intento cambiar el lado por el que respiro, pero lo único que consigo desviarme, desorientarme, y perder al grupo que antes comandaba...Al final salgo del agua en 14:30 min , no está nada mal para ser 1 km, pero estamos en un campeonato de España y salgo nada mas y nada menos que el 13º del agua!! Me di cuenta de esto al llegar a coger la bicicleta.



                                                                                    Supertransición:

       Me pongo el casco, gafas, y cojo la bici dispuesto a darlo todo. Era un espectáculo verme intentar montarme en bicicleta. Unos pocos de centímetros de arena y los nervios hicieron que me costase empezar a pedalear, pero al fin lo consigo. Salgo como un cohete. Al principio empecé a adelantar a mucha gente de grupos de edad que habían salido anteriormente. Los caminos no eran muy anchos, y a punto estuve un par de veces a punto de caer, una por un charco bastante grande en el que había parada, y otra nada mas adelantar a un grupo, se chocaron y cayeron todos. Muy bien me iba la cosa, ya que en el km 10 de la bici  al llegar al pueblo iba  nada mas y nada menos que el 5º Junior!! Pero demasiado bien iba la cosa.... Había salido demasiado fuerte en bicicleta y se me olvido algo básico  reservar fuerzas, y mas cuando sabia que empezaba la parte mas dura de la carrera. Una ascensión no muy técnica  pero con grandes desniveles y sin fin, hicieron que me viniera abajo y me pasase todo el que llevase algo de fuerzas....

   Al fin, después de creer haber coronado la cima varias veces, lo consigo, y creo que ya empezaba mi descanso, pero no...el descenso se presentaba en forma de camino estrecho, piedras, y vacas sueltas a pocos metros que requerían bastante concentración. Adelante bastantes puestos pero ninguno Junior. Lo que si me acompaño en la bajada fue un intenso dolor en brazos, espalda y piernas con el traqueteo de la bicicleta....Al fin, un poco de llaneo por asfalto y llegada a boxes. Resultados en bicicleta, 1h 32 min para 23.5 km de ciclismo con 750m de desnivel positivo y solo 300m de bajada, 6º parcial Junior, y comienzo de la carrera a pie como 7º, muy mejorable si hubiese guardado mas y no hubiese pegado el petardazo. Suelto la bicicleta, me pongo las zapatillas, me como un gel y a correr.


            La carrera a pie por supuesto no iba a ser mas sencilla ni menos sufrida. Empezamos con un pequeño repecho de 10 m que ya te entran ganas de echarte a andar, seguida de un falso llano hacia arriba, y luego bajada hasta el corazón del pueblo, para luego tenerlo que subir por una calle paralela y volver al punto de comienzo. Aquí  una gran bajada de asfalto te llevaba al campo, donde unos sube-y-baja se encargaban de que no te aburrieses, con zonas con agua y piedras, hasta que de repente, una flecha señalando hacia tu izquierda hacia que subieras una rambla muy pedregosa del 10% de desnivel de nuevo en busca de pequeñas subidas y bajadas. Por si fuera poco, esto había que repetirlo dos veces. A este circuito se le añadía el intenso calor de julio únicamente sofocado por un hombre y su manguera, creo que fue lo mejor de la carrera!! Después de todo ,las sensaciones de la carrera a pie no fueron malas, quizá un poco mas sufrida la segunda vuelta por el cansancio acumulado, y también noté bastante la falta de motivación al saber que no podía hacer nada por estar arriba, y solo pensaba en llegar a meta.  Al final, 30 min para completar los exigentes 6,5 km a pie, 11º tiempo en Junior. Al final, un tiempo de 2h 16min 37seg, 7º Junior de España y 83º en Categoría absoluta, a 13 min del primer Junior, y a 24 min del primer élite.
 La carrera a pie por supuesto no iba a ser más sencilla ni menos sufrida. Empezamos con un pequeño repecho de 10 m que ya te entran ganas de echarte a andar, seguida de un falso llano hacia arriba, y luego bajada hasta el corazón del pueblo, para luego tenerlo que subir por una calle paralela y volver al punto de comienzo. Aquí  una gran bajada de asfalto te llevaba al campo, donde unos sube-y-baja se encargaban de que no te aburrieses, con zonas con agua y piedras, hasta que de repente, una flecha señalando hacia tu izquierda hacia que subieras una rambla muy pedregosa del 10% de desnivel de nuevo en busca de pequeñas subidas y bajadas. Por si fuera poco, esto había que repetirlo dos veces. A este circuito se le añadía el intenso calor de julio únicamente sofocado por un hombre y su manguera, creo que fue lo mejor de la carrera!! Después de todo ,las sensaciones de la carrera a pie no fueron malas, quizá un poco mas sufrida la segunda vuelta por el cansancio acumulado, y también noté bastante la falta de motivación al saber que no podía hacer nada por estar arriba, y solo pensaba en llegar a meta.  Al final, 30 min para completar los exigentes 6,5 km a pie, 11º tiempo en Junior. Al final, un tiempo de 2h 16min 37seg, 7º Junior de España y 83º en Categoría absoluta, a 13 min del primer Junior, y a 24 min del primer élite.

       Decir que fue una experiencia alucinante, ya que era la primera vez que, iba a competir tan lejos y, a un campeonato de España que llevaba preparando desde hace tiempo con mucha ganas de ir a hacerlo bien, pero, las cosas nunca salen como uno quiere....o casi nunca.

     Conclusiones: Es muy diferente el nivel regional al de España, parece una tontería pero alguien me dijo que cuando sales a competir fuera es cuando te das cuenta realmente de que no eres nadie, y vaya si lo comprobé. Pero como hay que sacarle el lado bueno a todo, se que puedo mejorar mucho, y hubiese bajado mucho mi tiempo sobre todo si hubiese regulado, para la próxima tendré que estar mas atento.

                                                                         


      La vuelta fue de locura, ya que a las 6 teníamos que estar en atocha para coger el tren y hacer unas horitas de viaje hasta los Alcázares. Pero entre el bocadillo de tortilla de papas que me comí, y dormir pasaron rápidas  Ya montados, empezaba a pensar cual seria mi próximo desafió...